Santa Bárbara patrimonio histórico e identidad nacional

Licda. Rose Marie Hernández Vargas

Algunos historiadores consideran que si los valores culturales que nos identifican se van deteriorando hasta amenazar con desaparecer, probablemente es porque no conocemos lo que es ser costarricense, nuestras tradiciones, costumbres, raíces y hasta nuestro territorio, ese desconocimiento seria comparable con el de una persona que va perdiendo los rasgos de su fisonomía y su memoria hasta quedar irreconocible, sin valor ni identidad para ella…  Omar Hernández y otros. Discriminación y racismo en la historia costarricense. Editorial de la Universidad de Costa Rica.1993

foto 1En las faldas del volcán Barva con las laderas del volcán Poás, el territorio que hoy conócenos  como Barva y  Santa Bárbara de Heredia, estuvo habitado por aborígenes del llamado reino Huetar de Occidente. Eran dominios del cacicazgo de Garabito. 

 

Durante la Colonia se conoció como valle de Barva y se denominó como uno de los poblados más importantes de esa época. Santa Bárbara procede del cantón de Barva establecido este último, en ley No. 36 de 7 de diciembre de 1848.

Para la mayoría de la población barveña, el volcán del Barva es motivo de  gran cantidad mitos y leyendas. Es interesante escucharlos hablar de ellas, les genera  sentimientos profundos de identidad local, y parece que se refieren a historias  verídicas y personales.

Nos trasladamos  a Santa Bárbara a la época de antaño, en busca del legado histórico-cultural de nuestrosFoto 2 ancestros y que forma parte de nuestra identidad nacional. Un legado histórico-cultural para las futuras generaciones.

Conocer nuestras raíces y la herencia histórico cultural (tangible e intangible) que nuestros antepasados nos han heredado, constituye un tema de gran relevancia. Una frase célebre. Joaquín García  Monge dice: “No se ama lo que no se conoce”.

Santa Bárbara aún conserva  tradiciones culturales precolombinas  y rasgos de la estructura de orden jerárquico español (se diseñaban  en forma de tablero o cuadriculada, bastante regular y precisa. Provistas de calles rectas y los cuadrantes de igual longitud).

Foto 3La herencia histórico-cultural de nuestros aborígenes los huetares y de la colonia, merece  ser conocidas y valorada. Ya forma parte nuestro patrimonio histórico  - cultural. Hay varias versiones sobre el origen de esta creencia. La más acertada es que los franciscanos repartieron imágenes o postales de santos y vírgenes a algunas personas  y estos las llevaron a sus casas y les levantaron un altar.

Se desconoce la causa de la ubicación geográfica de la ermita  en un área con una topografía geográficamente irregular. Se cree que era debido a que se encontraba en el centro de los cuatro barrios. San Pedro, San Juan, barrio Jesús, Paraba o Zetillal.

Sin embargo en los protocolos Ex. 660 y folio 16.v de Heredia aparece el barrio Targuaces en San Pedro de Santa Bárbara con fecha de 3 de julio 1818. De acuerdo con esta información, este sería el primer barrio que aparece en un documento oficial.

El 14 de Diciembre, el día de la patrona del Cantón Santa Bárbara. El 15 de Mayo, día de San Isidro, y seFoto 4 realizan turnos. Antiguamente se llevaban a cabo los desfiles de carretas adornadas, carrozas, además de la bendición de los animales. 

Santa Bárbara se menciona en un documento del año 1821, pero según la tradición era conocido como Churruca o Surruco.  Y aun las personas mayores se refieren al cantón de Santa Bárbara como Churruca  y a la  Parroquia  como Santa Bárbara. Hay una Pizzería Churuca precisamente  al costado norte de la Iglesia católica y del Parque de Santa Bárbara.

Santa Bárbara es el cantón número 4 de la provincia de Heredia, constituido por decreto ejecutivo número XXI del 29 de septiembre de 1882. Siguió el patrón urbanístico tradicional español, conformado por: a) villas, b) ciudades, c) pueblos indígenas. Todas estas poblaciones en su organización interna estaban dispuestas espacialmente con los siguientes elementos: a) plaza, b) iglesia, c) calles, d) solares. Santa Bárbara aún conserva rasgos de la estructura de orden jerárquico del espacio colonial (estilo damero colonial).

Foto 5Anterior a 1837 existía la  Plaza Municipal.  Fue el mercado público y la concentración comercial más importante desde que se fundó la primera ermita en Santa Bárbara. Era un cuadrante abierto de tierra y se formaban grandes lodazales, donde pastoreaba el ganado libremente. Se utilizaba para actividades como sitio de mercado donde se intercambiaban productos de toda índole. Era el territorio predilecto de interacción social y comercial donde asistía la mayor de la población.  La transformación y remodelación y  de la  “Plaza” fue un proceso que duro varios años, con el fin de convertirla en un espacio para agrupar a los colonos a su alrededor; era cuadrangular, a manera de líneas rectas paralelas trazadas de norte a sur y de este a oeste.  En sus cuatro costados, formando calles y avenidas. Aún conservan un aspecto colonial.

Esas calles estuvieron empedradas con redondas piedras de rio, hoy día las principales están pavimentadas. SeFoto 6 cambia el aspecto colonial  por un estilo romántico. Se siembran árboles decorativos nativos y exóticos para darle más verdor. Así como plantas con flores de diferentes colores y aromas. En los alrededores de la Plaza Municipal se fueron construyendo viviendas. Por regla general, las más cercanas a  “la Plaza” eran las mejores viviendas (las de los españoles encomendaderos).

La primera vía de transporte entre Costa Rica y Europa, llamada la ruta tradicional o ruta de los héroes o la vereda a Sarapiquí. Jugó un papel muy importante en la defensa de la soberanía nacional, porque el 10 de abril de 1856, los filibusteros al mandodel estadounidense William Walker llegaron a Costa Rica por el río Sarapiquí, donde se libró la batalla de Sardinal.

FUENTES

Ferrero Acosta, Luis. Sociedad y arte en la Costa Rica del siglo 19. San José, Editorial Universidad Estatal a Distancia, 1986.

Ferrero Acosta, Luis. Entre el pasado y el futuro. San José, Editorial EUNED, 2005.

Hernández Omar y otros. Discriminación y racismo en la historia costarricense. Editorial de la Universidad de Costa Rica, 1993.

Quesada Pacheco, Miguel Ángel. Tradiciones huetares. Heredia, Editorial la Universidad Nacional, 1998.

Solórzano Fonseca, Juan Carlos. Los Indígenas en la Frontera de la Colonización Costa Rica 1502 1930. San José, EUNED, 2013.

Meléndez Chaverri, Carlos. Heredia. Ayer, hoy y siempre. Materiales recopilados para el Bicentenario de la Villa de Cubujuquí, 1963.

Meléndez Chaverri, Carlos. Añoranzas de Heredia. Heredia, EUNA, 1993.

Vargas Arenas, Iraida. Herencia Cultural, Pasado y Presente. En Gensi, 1990.