Aprendizaje activo: un viejo conocido pero poco reconocido.

Se trata de una rama de la pedagogía, que sitúa la fase de enseñanza y aprendizaje, como un proceso interactivo, en el que el o la estudiante es una persona activa, que asimila y adapta el conocimiento de forma reiterativa para construir aprendizaje y eventualmente llegar a apropiarse de este. 

 ¿Nuevos esquemas alternativos? En realidad las teorías que sustentan el aprendizaje activo datan más de dos siglos, pero poco a poco han ido tomando popularidad. La biografía de este tipo de educación, se puede iniciar a partir de las ideas del pedagogo alemán Friedrich Fröbel, quien plantea 4 principios básicos en su metodología: 1) el respeto entre el maestro y el discípulo, 2) la libertad que el maestro da al discípulo para que este desarrolle su aprendizaje, 3) enseñanza con base en las etapas de desarrollo de las personas y 4) el juguete y la actividad lúdica como herramienta. ¿Le suena innovador? Fröbel plantea estos principios a inicios del siglo XIX, antes de 1852, año en el que fallece. 

El legado de Fröbel es desarrollado con mayor profundidad por María Montessori, una educadora y filósofa que desarrolla el modelo o la filosofía Montessori. Este modelo describe las etapas de desarrollo humano, sus características y los enfoques educativos necesarios para cada una de ellas. El modelo Montessori utiliza gran cantidad de material didáctico lúdico especializado, de ahí que uno de sus grandes lemas es “aprender jugando”. Desde entonces se había acuñado el concepto de auto-construcción del conocimiento, pero es Jean Piaget a quien se le conoce como una de las figuras principales de la educación constructivista. Piaget incluso desarrolla parte de sus observaciones y teorías, estudiando alumnos de una escuela Montessori, por lo tanto ambos modelos tienen más similitudes que diferencias. 

Los estudios sobre el aprendizaje activo, continúan en desarrollo y cada día proveen mayor evidencia sobre su eficiencia y éxito. Justamente es el caso de la investigadora Rosita Ulate de Brooke, de la Universidad Estatal a Distancia, quien publicó su más reciente artículo sobre estrategias didácticas basadas en el aprendizaje activo, en el marco de un curso de la Maestría en Manejo de Recursos Naturales. Puedes leer su publicación completa en el enlace:

https://investiga.uned.ac.cr/urbanecology/wp-content/uploads/sites/30/2019/04/RUS-2019.pdf

Redacción: Elena Vargas Fonseca

Fotografía: Jaredd Craig